Menú

SOMOS TOYOTAApr 18 2017

Cómo Camry se convirtió en un hit

Comparte

Toyota Camry es sinónimo de estabilidad y confianza, y aunque se ha convertido en uno de los autos más vendidos del mundo, su origen es una historia de superación y aprendizaje.

Tal vez sepas que Camry comenzó siendo una mezcla entre Celica y Carina, dos modelos de éxito de Toyota. Como los tres autos eran muy parecidos, en 1982 la marca creó un modelo exclusivo para Camry, y lo introdujo al mercado en Gran Bretaña ese mismo año. Con un motor de 1.8GL, cuatro puertas y amplios interiores, ese joven Camry no logró atraer al público.

Los ingenieros de Toyota no se conformaron, así que en 1984 dotaron al nuevo Camry de un motor turbo diésel, caja de 5 velocidades y sistema overdrive en la transmisión automática. Con esta versión como base, que era un 14% más potente, se creó el Camry GLi, con extra equipamiento y aire acondicionado, caracterísiticas similares al Celica Supra de esa época.

La segunda generación tenía como objetivo satisfacer plenamente los requerimientos y los gustos de los años 90: recuerda que todos nos volvimos más exigentes en esa época. Con un diseño más largo y ancho, este Camry se distinguió por su aerodinámica, los bordes redondeados y el alerón trasero ligeramente pronunciado. La capacidad estaba en línea con el diseño: la cabina era amplia para que los pasajeros viajaran cómodamente, y la cajuela mejoró su capacidad en un 8%.

Sus versiones no sufrieron grandes modificaciones: motor 3S-FE de 2.0 litros, cuatro válvulas, transmisión manual de 5 velocidades, o automática de 4, con gran capacidad de torque. Por su parte, el Camry GLi podía acelerar en 9.2 segundos, con gran economía del combustible, ideal para usar en carretera o en la ciudad.

Todos los modelos contaban con equipamiento especial, y avanzado para su época: quemacocos eléctrico, aire acondicionado, control al mando y rines de aluminio. El mercado enloqueció con este lanzamiento, y Camry se estableció como uno de los autos más alabados y exitosos del mercado. Misión cumplida.

Pero Toyota quería ir más lejos y siguió mejorando su producto. En 1992 se anunció que Camry sería el primer Toyota fabricado por completo en Estados Unidos: un modelo con siete asientos, dos de ellos abatibles para mayor espacio de carga, que se posicionó rápidamente como el auto con el mejor ratio de costo-beneficio dentro de su categoría. Este nuevo vehículo estaba enfocado a mercados más jóvenes, pero contaba con un sistema “air assist” de seguridad, que optimizaba el uso del combustible.

Los amantes de los convertibles seguro recuerdan el impacto que tuvo a partir de 1998 el llamado Camry Solara, fabricado inicialmente en Canadá, y que ofrecía una opción más desenfadada a los que buscaban un auto seguro y de calidad pero con estilo deportivo y jovial.

Con el cambio de milenio llegaron cambios para Camry: el frente, que era ligeramente cuadrado, se redondeó, el tamaño de las luces aumentó y se rediseñaron los faros delanteros y la parrilla. Los rines de aluminio se despidieron y dieron paso a los cromados para una apariencia más brillante y suavizada. Entre sus características brillaban un motor 2.4 litros de cinco cilindros, con sistema VVT-I, aire acondicionado, vidrios eléctricos, doble seguro remoto, espejos retráctiles y vidrios repelentes al agua.

Lo demás, es historia. Actualmente, Camry es uno de los autos más queridos por los usuarios, con una posición privilegiada entre los dueños de flotillas, con un mercado sólido en Norteamérica, y siete generaciones de vehículos que nos demuestran que lo mejor está por venir.

 

Recibe más notas como ésta.

¡Muchas gracias!

Pronto recibirás más contenido

Este sitio utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web. Para mas información haz Click aquí

DE ACUERDO

¡Muchas gracias!

Pronto recibirás más contenido